Cabecera Tonicapertutti
tonicapertutti
Bienvenidos y... tónica per tutti!!
Inicio

Mi Perfil

Calendario
<<   Febrero 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28     
Apúntate

Suscríbete al blog

Categorías
General (535) Sindicar categoría
Blogeando (8) Sindicar categoría
Caqués (613) Sindicar categoría
Ciencia afición (30) Sindicar categoría
Cocina (11) Sindicar categoría
Desayunos con Amparo (4) Sindicar categoría
El Orate (12) Sindicar categoría
Fandín (16) Sindicar categoría
Gente en ventanas (27) Sindicar categoría
gIÚS (22) Sindicar categoría
Javi (308) Sindicar categoría
Joso (44) Sindicar categoría
Kahena (8) Sindicar categoría
Kobalto (1) Sindicar categoría
Kobalto y María (3) Sindicar categoría
La Barraca (26) Sindicar categoría
Lectura (3) Sindicar categoría
María (Xarfa) (355) Sindicar categoría
Pili (113) Sindicar categoría
Retoque (5) Sindicar categoría
Románico (5) Sindicar categoría
Rutas (9) Sindicar categoría
Sergio y María (3) Sindicar categoría
Teresa (398) Sindicar categoría
Travesía de Josito (13) Sindicar categoría
Tutoriales (4) Sindicar categoría
Vespadicto y María (2) Sindicar categoría
Vespadicto, Kobalto y María (1) Sindicar categoría
Archivo
Junio 2016 (1)
Mayo 2016 (1)
Febrero 2013 (1)
Octubre 2012 (1)
Septiembre 2012 (2)
Agosto 2012 (2)
Abril 2012 (3)
Enero 2012 (13)
Diciembre 2011 (4)
Noviembre 2011 (2)
Octubre 2011 (3)
Septiembre 2011 (5)
Agosto 2011 (4)
Julio 2011 (3)
Junio 2011 (7)
Mayo 2011 (8)
Abril 2011 (18)
Marzo 2011 (13)
Febrero 2011 (6)
Enero 2011 (7)
Diciembre 2010 (13)
Noviembre 2010 (6)
Octubre 2010 (5)
Septiembre 2010 (12)
Agosto 2010 (5)
Julio 2010 (8)
Junio 2010 (22)
Mayo 2010 (33)
Abril 2010 (29)
Marzo 2010 (24)
Febrero 2010 (25)
Enero 2010 (23)
Diciembre 2009 (13)
Noviembre 2009 (16)
Octubre 2009 (19)
Septiembre 2009 (10)
Agosto 2009 (7)
Julio 2009 (16)
Junio 2009 (8)
Mayo 2009 (13)
Abril 2009 (21)
Marzo 2009 (35)
Febrero 2009 (28)
Enero 2009 (46)
Diciembre 2008 (32)
Noviembre 2008 (38)
Octubre 2008 (69)
Septiembre 2008 (69)
Agosto 2008 (43)
Julio 2008 (56)
Junio 2008 (46)
Mayo 2008 (51)
Abril 2008 (37)
Marzo 2008 (45)
Febrero 2008 (38)
Enero 2008 (81)
Diciembre 2007 (116)
Noviembre 2007 (108)
Octubre 2007 (109)
Septiembre 2007 (119)
Agosto 2007 (69)
Julio 2007 (72)
Junio 2007 (99)
Mayo 2007 (152)
Abril 2007 (122)
Marzo 2007 (118)
Febrero 2007 (101)
Enero 2007 (57)
Diciembre 2006 (19)
Noviembre 2006 (47)
Octubre 2006 (99)
Sindicación
Artículos
Comentarios
Enlaces
Vespadicto
Cero a la Izquierda CALIZ
Artabrón
Paseantes
eGrupos
El Tablero de Piedra
ZoomBlog

www.flickr.com
Ir a la galería de Caqués
www.flickr.com
Ir a la galería de Xarfa
www.flickr.com
Elementos de Xbier Ir a la galería de Xbier
www.flickr.com
Elementos de Bubela Ir a la galería de Bubela
Contador desde el
5 de junio de 2007



 

15 de Febrero, 2007


El último viaje del Rayo Blue

Un día leí una anécdota de Francisco García Pérez al hilo de su amistad con Félix Grande.
“... Y nos veo sentados en el sur portugués, en una playa, atardeciendo, contemplando el prodigio del sol del verano yéndose a sus cosas, cuando los dioses nos regalaron la visión de la mujer más hermosa del mundo, una joven angoleña que cruzó ante nosotros, se detuvo un instante tan sólo, para ajustarse el pelo, ignorándonos por completo, pero dejándonos tan abatidos, tan muertos, que hubimos de regresar a Ayamonte para vaciar las reservas de vino de la primera tasca que encontramos.”
Una anécdota similar tengo en mi haber aunque mi acompañante no era ningún poeta célebre sino un pintor a ratos libres y mi “cuate” a tiempo completo. Estábamos sentados en las rocas del Orzán; la marea baja; el sol era una enorme bola rojiza a punto de ser engullida por el mar. El pelo nos llegaba a la altura de la boca, cuando lo ideal era que nos tapara el cuello entero, ya que hacía pocos meses que nos habían licenciado de la mili; tras un recuerdo viene otro y así, sé que lo que le contaba  era un sueño en el cual estaba cumpliendo el servicio militar, pero en donde el cuartel era el Colegio Salesiano, penitencia mía de varios años hasta que dije basta; en tal menester aprovechábamos el tiempo “cuando los dioses nos regalaron la visión de la mujer más hermosa del mundo”; apareció de repente tras las rocas, caminando despacio por el borde del agua; llevaba una túnica larga y colorida, alzada lo imprescindible para no mojarla y el pelo recogido en una enorme coleta llena de rizos; era negra como una piedra de carbón y tan hermosa como esa misma piedra convertida en brasa, y la metáfora, aunque pueda parecer cogida por los pelos, era la mas pura pura realidad, pues al pasar entre nosotros y el sol eso es lo que parecía, un tizón ardiendo. Mientras la veíamos alejarse...
- Recuerdas un cuento de Stanislaw Lew en donde una nave extraterrestre llega a la tierra y los tripulantes envían un mensaje: ciudadanos de la tierra, en el pasado hemos colonizado la tierra; una enfermedad se abatió sobre aquellos colonos; ahora regresamos después de haber descubierto el antídoto.
- - Sí, la enfermedad era que la piel se había vuelto blanca pero con el antídoto podían volverlos negros a todos de nuevo.
- - Por un casual, ¿no sabrás dónde hay que apuntarse?
- - No, pero desde ya estaré con las antenas puestas.
Al día siguiente, en una tarde de humo con sabor a chocolate, decidimos partir en busca de mujeres negras. Sin encomendarnos ni a dios ni al diablo, montamos en el Rayo Blue (un SEAT 124 salvado in extremis del desguace) armados con una reflex de batalla, pues nuestra intención era fotografiar a cuantas más mejor, y aprovisionados de una cantidad de costo que juzgábamos suficiente. Recorrimos media España durmiendo cada noche en un lugar diferente, ora conduciendo uno, ora vigilando el indicador de temperatura el otro (el pobre Rayo no estaba exento de multitud de achaques) y no vimos ninguna mujer negra; no la hubiéramos visto así pegara su nariz a las nuestras.
El decimoquinto día nos fumamos la última china en el Valle del Tietar; sin necesidad de hablarlo tomamos rumbo a Avila, camino del hogar... no sin antes llegarnos hasta los toros de Guisando y tomarles unos fotos, las únicas que hice en todo el viaje.

Publicado por Javincho el 15 de Febrero, 2007, 23:43 Comentarios 11 | Comentar | Referencias (0)

Las madres

Hoy os voy  a hablar de mi mami, que casualmente ya he observado que la ocasión la pintan calva. Creo que las madres en general se merecen un punto y aparte.

La mía es maravillosa, qué voy a decir yo de ella, claro, que me ha traído al mundo y ha peleado por mí toda la vida ( y digo "ha peleado" y no digo "peleó"  porque lo sigue haciendo) y ella me anima, me cuida, me da consejos y me apoya cuando la necesito ( que por otro lado es lo que se espera de una madre no? ). Cuando era yo pequeña se enfadaba mucho porque era la que más me sufría ...  me educaba, me regañaba, me daba unos zapatillazos tremendos porque según ella me portaba muy mal. Me tenía absolutamente condicionada a la zapatilla. Yo era como Mafalda cuando le enseñaba la zapatilla su mamá y Mafaldita decía que sus padres usaban con los hijos los métodos audiovisuales. Pues yo lo mismo: ves ésto?- me decía mientras me enseñaba su zapatilla amenazante recién sacada de su pié derecho... y yo -que por la época veía muy bien- me hacía la remolona pero no me quedaba más remedio que ser obediente hasta  la próxima sesión de teleteatro.

De preadolescente creía que la odiaba y no quería verla ni en pintura. Ella ahora me recuerda que yo le decía que deseaba ser hija de una vecina a la que quería mucho -y aún quiero- y al mismo tiempo no podía imaginar mi vida sin ella. Yo quería ser hija de la vecina porque tenía dos hijos a los que nunca regañaba, ni castigaba  ni pegaba. Debe de ser por eso de que los hijos adoran a sus madres y las hijas a sus padres. Lo que debió de sufrir al oirme decir aquellas cosas ... Cuando me castigaba yo la amenazaba con decírselo a mi padre y por supuesto mi mamá se enfadaba mucho más...

De adolescente fué otro cantar, ya no había zapatilla porque milagrosamente se hizo muy amiga mía y me contaba "cosas de mayores" y yo mis confidencias hasta donde me parecía  a mí que podía hacerlo... Se hizo amiga y madre postiza de mis amistades y yo me sentía orgullosa de que fuese mi madre ella y no otra...

...Y hoy la he visto en la prensa de la Villa, lo de ver es un decir... porque sé que es ella y le conozco su disfraz de hada ( de qué otra cosa podría disfrazarse una madre?, la mía de miles de cosas: de paquete, de bruja, de dama antigua, de troglodita, de payaso, de explorador, de caballero de mediados del siglo pasado, de madame... etc, etc ). He conseguido leerme el artículo de la prensa entre medias de leer también múltiples correos electrónicos de esos que nos enviamos a micrófono cerrado, al mismo tiempo que les contestaba y escribía ésto. Soy mujer y puedo hacer varias cosas a la vez.

Ahora el recuerdo de nuestra relación de entonces es el espejo en el cual me miro a menudo porque hace mucho tiempo que me dí cuenta de que -para bien y para mal- soy una especie de clon de mi mamá.


Publicado por Caqués el 15 de Febrero, 2007, 23:33 Comentarios 6 | Comentar | Referencias (0)

Foto 46

Central térmica de Lada.
Non é o das Pontes, o carallo mais alto de Europa, pero chégalle ben para contaminar.

Publicado por Javincho el 15 de Febrero, 2007, 20:28 Comentarios 4 | Comentar | Referencias (0)

Roma 1. Mentiras, milagros y sombras

No enseñaré fotos de monumentos ni obras de arte. Están estupendamente retratados en miles de libros. Por otra parte, y aunque todo el mundo dispara flases a diestro y siniestro, yo no pienso colaborar al deterioro (no los uso pues), y no llevaba trípode (aunque los venden hasta por las calles y de todos los tamaños), y mi camaruca es lo que es. Así que las fotos de interiores no son buenas, ni importa nada, porque en cualquier caso la única forma posible de hacer un retrato aproximado de las obras de arte (interiores y exteriores) sería usar las cámaras que se inventaron para Matrix, que fotografían en círculo; y tendrían que ser varios círculos entrecruzados, además, para abarcarlo todo. Eso sí: cuando vayáis, los ojos llevároslos bien lavaditos, que no van a dar abasto. Los de mi madre vienen mareados (gozosamente mareados) y trae su fe un poco tambaleante, también. Viene con una idea fija en su cabeza: que la Iglesia venda el Vaticano y acabe de una vez con el hambre en el mundo (si la oye Ratzinger la excomulga, pero le iba a dar un poco igual  porque te viene ella más exaltada que Garibaldi).

 .

.

Primera mentira, y primer milagro: El restaurante que veis se llama “Bon Tempi” (pero así fueron la mitad de los días). Pues ni un catarro cogimos.

.

.

.

.

.

.

El señor cura no creía tanto en los milagros como mi aguerrida madre, y no se atrevió a salir de Santa María la Mayor en media hora.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Pero todo llega. El sol también. Y con él las sombras.

Publicado por Teresa el 15 de Febrero, 2007, 15:16 Comentarios 5 | Comentar | Referencias (0)

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com