Cabecera Tonicapertutti
tonicapertutti
Bienvenidos y... tónica per tutti!!
Inicio

Mi Perfil

Calendario
<<   Mayo 2008  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
Apúntate

Suscríbete al blog

Categorías
General (535) Sindicar categoría
Blogeando (8) Sindicar categoría
Caqués (613) Sindicar categoría
Ciencia afición (30) Sindicar categoría
Cocina (11) Sindicar categoría
Desayunos con Amparo (4) Sindicar categoría
El Orate (12) Sindicar categoría
Fandín (16) Sindicar categoría
Gente en ventanas (27) Sindicar categoría
gIÚS (22) Sindicar categoría
Javi (308) Sindicar categoría
Joso (44) Sindicar categoría
Kahena (8) Sindicar categoría
Kobalto (1) Sindicar categoría
Kobalto y María (3) Sindicar categoría
La Barraca (26) Sindicar categoría
Lectura (3) Sindicar categoría
María (Xarfa) (355) Sindicar categoría
Pili (113) Sindicar categoría
Retoque (5) Sindicar categoría
Románico (5) Sindicar categoría
Rutas (9) Sindicar categoría
Sergio y María (3) Sindicar categoría
Teresa (398) Sindicar categoría
Travesía de Josito (13) Sindicar categoría
Tutoriales (4) Sindicar categoría
Vespadicto y María (2) Sindicar categoría
Vespadicto, Kobalto y María (1) Sindicar categoría
Archivo
Junio 2016 (1)
Mayo 2016 (1)
Febrero 2013 (1)
Octubre 2012 (1)
Septiembre 2012 (2)
Agosto 2012 (2)
Abril 2012 (3)
Enero 2012 (13)
Diciembre 2011 (4)
Noviembre 2011 (2)
Octubre 2011 (3)
Septiembre 2011 (5)
Agosto 2011 (4)
Julio 2011 (3)
Junio 2011 (7)
Mayo 2011 (8)
Abril 2011 (18)
Marzo 2011 (13)
Febrero 2011 (6)
Enero 2011 (7)
Diciembre 2010 (13)
Noviembre 2010 (6)
Octubre 2010 (5)
Septiembre 2010 (12)
Agosto 2010 (5)
Julio 2010 (8)
Junio 2010 (22)
Mayo 2010 (33)
Abril 2010 (29)
Marzo 2010 (24)
Febrero 2010 (25)
Enero 2010 (23)
Diciembre 2009 (13)
Noviembre 2009 (16)
Octubre 2009 (19)
Septiembre 2009 (10)
Agosto 2009 (7)
Julio 2009 (16)
Junio 2009 (8)
Mayo 2009 (13)
Abril 2009 (21)
Marzo 2009 (35)
Febrero 2009 (28)
Enero 2009 (46)
Diciembre 2008 (32)
Noviembre 2008 (38)
Octubre 2008 (69)
Septiembre 2008 (69)
Agosto 2008 (43)
Julio 2008 (56)
Junio 2008 (46)
Mayo 2008 (51)
Abril 2008 (37)
Marzo 2008 (45)
Febrero 2008 (38)
Enero 2008 (81)
Diciembre 2007 (116)
Noviembre 2007 (108)
Octubre 2007 (109)
Septiembre 2007 (119)
Agosto 2007 (69)
Julio 2007 (72)
Junio 2007 (99)
Mayo 2007 (152)
Abril 2007 (122)
Marzo 2007 (118)
Febrero 2007 (101)
Enero 2007 (57)
Diciembre 2006 (19)
Noviembre 2006 (47)
Octubre 2006 (99)
Sindicación
Artículos
Comentarios
Enlaces
Vespadicto
Cero a la Izquierda CALIZ
Artabrón
Paseantes
eGrupos
El Tablero de Piedra
ZoomBlog

www.flickr.com
Ir a la galería de Caqués
www.flickr.com
Ir a la galería de Xarfa
www.flickr.com
Elementos de Xbier Ir a la galería de Xbier
www.flickr.com
Elementos de Bubela Ir a la galería de Bubela
Contador desde el
5 de junio de 2007



 

20 de Mayo, 2008


Hablemos de banalidades, por favor

Hoy he conseguido no dormir la siesta... A ver si tengo suerte y me acuesto a una hora decente. Para no dormirme, me dediqué a las manualidades: hice un collar de plata, perlas de río y coral negro con broche de nácar, me relaja mucho y disfruto haciéndolo.
Le hice esta foto para mostrároslo, a ver qué os parece. Echo de menos una buena fotógrafa.

Publicado por caqués el 20 de Mayo, 2008, 21:42 Comentarios 11 | Comentar | Referencias (0)

La felicidad de Pipo

Pipo es un pájaro mayor. Está en la última fase de su vida, pero los pájaros, como casi todos los animales, tienen la virtud (otorgada por la naturaleza, así que tal vez la palabra no sea virtud) de que su edad sólo la sepan su dueño y su veterinario. Durante toda su juventud Pipo fue un pájaro feliz, libre, solo. Rey, cortesano y vasallo del mundo. El mundo es la casa de su dueño, un bonito apartamento en una bonita ciudad, con un bonito y florecido patio que Pipo contempla a través de los ventanales. Tiene jaula, claro está. Pero la jaula sólo la usa cuando sale al exterior. Porque él no lo sabe (su cerebro es el que es; la naturaleza otorga un don... siempre a cambio de otro), pero resulta que sí tiene dueño. Y el dueño sabe que si Pipo sale al exetrior sin jaula empezaría a batir las alas y... resumiendo, dejaría de ser rey. El dueño ha considerado la posibilidad de cortarle las alas, pero le parece una crueldad. Por otra parte Pipo no tiene la capacidad de habitar un mundo amplio. Se perdería en él. Duraría cinco minutos. Mejor que viva con la fantasía de reinar en un mundo chiquito fingiendo vuelos de águila. Después de todo, ahí tiene el ventanal al mundo, como una luminosa pantalla de cine que le muestralas vidas de otros infelices que vuelan libres. Pipo, durante un instante, sueña con vivir esas vidas. A veces hasta se cree el protagonista de ellas. Incluso se emociona y llora con sus avatares, sus peligros, sus piruetas en el cielo... Y cuando el final es desgraciado, aplaude con las puntas azuladas de sus alitas. ¡Le encantan los finales desgraciados! Porque a él jamás lo salpicarán. Haya una pantalla de por medio entre él y esas vidas que finge envidiar. Una pantalla que su compasivo dueño jamás abrirá antes de haberlo metido en su jaula. Pipo cree que eso que ve es maravilloso, pero no es la vida real. Pipo cree que la vida real es la suya. Y tiene razón: la suya es la real. Sólo que no es la vida. Pero no importa: no vivirá lo suficiente para descubrirlo.

Así que Pipo vivió media vida bastándose a sí mismo (él lo creía, y creerlo es lo único que importa) con la única ayuda de la fantasía que proporcionan las vidas de otros. Pero un día viajó, y durante un tiempo fue rey de otro mundo parecido al suyo (sin cielo, sin depredadores, sin enigmáticos horizontes, pero lleno de objetos como un hipermercado gigante sin vigilantes ni cajas (el sueño dorado de tantos) . Entre aquellos objetos hay uno... al que Pipo... ¿cómo diríamos para no enturbiar esta fábula (que sin embargo es verdad)? Pues es que no se me ocurre otra manera: al que Pipo se folla. El objeto tiene sus mismos colores, y el pobre Pipo, que pese a vivir una vida ficcionada tiene sus instintos, ha decidido que ha encontrado a la mujer perfecta.

El dueño, hombre inteligente y compasivo, compra el objeto y se lo trae de vuelta a su casa (y la de Pipo) para siempre. Y ahí lleva Pipo su otra media vida, con la compañía de esta novia perfecta: tiene hasta corazón (tic tac, tic tac) pero Pipo no sabe que es una máquina, que funciona porque el dueño (que él no sabe que es dueño) está atento a cambiar las pilas, y que cuando Pipo estire la pata ese corazón seguirá latiendo al mismo ritmo, sin taquicardias, hasta que el dueño se olvide de reponer las pilas). Perfecta. No se mueve, no pía, no le da la réplica (ni para bien ni para mal) cuando él canta sus solitarias y desafinadas arias, no cambia. Y está siempre disponible cuando el instinto reclama acción (a él, porque ella tiene, además de las mencionadas, otra virtud: no tiene instinto).

Y en estas me los encontré yo, a Pipo y a su novia perfecta, este fin de semana pasado en un bonito apartamento de Sant Pere Mitja. A punto estuve de fingir un despiste y abrir el ventanal para que Pipo viera mundo. Pero todos los razonamientos anteriores (que no son míos sino del dueño de Pipo) prevalecieron. Porque yo tenía razones... pero el dueño de Pipo tenía razón: "¿para qué la libertad, si ya tiene la felicidad?". Eso me dijo. Me costó un par de horas aceptarlo (porque una ya tiene algo encallecidas sus deformaciones de pensamiento) pero el placer de aprender supera la dureza de lo aprendido. Cerré el ventanal recién abierto a tiempo de que Pipo no volase hacia el suicidio, cogí mi cámara, y registré este momento de suma felicidad.

Publicado por Bubela el 20 de Mayo, 2008, 11:30 Comentarios 21 | Comentar | Referencias (0)

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com